Estos consejos aplican para nuestras salidas a rodar y entrenamientos  en bicicleta, pero también para todos los eventos ciclistas en grupo a los que asistas o si vas en solitario.

Generales:

  • Siempre usa casco.
  • Es importante proteger tus ojos con gafas para ciclismo.
  • Utiliza guantes.
  • Cuando vas a hacer un descenso largo protégete del frío. Si lo tienes, lleva un rompevientos o chaleco doblado para ponerte antes de bajar. Unas hojas de periódico debajo del jersey también sirven.
  • Dependiendo de la duración de la salida, lleva una o dos ánforas con agua o Gatorade, vas a necesitar hidratarte en el camino.
  • Lleva un plátano o dos, gel de energía (los vendemos en la tienda) o, menos aconsejable, unas barritas Marinela.
  • Desayuna bien, pero sin grasas para no complicar la digestión. Puedes optar por plátano, avena, un huevo, pan tostado, pero no All-Bran, con ello tu digestión se irá al carajo.
  • Muy importante, se puntual y llega con tiempo a la salida, no demores a las demás personas y evita quedarte vestido y alborotado porque el grupo sale puntual.
Equipamiento completo

La noche anterior

Deja todo preparado, no esperes a la madrugada, pues podrías olvidar algo o llegar tarde al evento por los preparativos de última hora.

  • Checa la presión de las llantas.
  • Revisa frenos.
  • Revisa los cambios.
  • Si es necesario limpia, aceita la cadena y retira el exceso de aceite.
  • Llena tus bidones.
  • Verifica la batería de tus lámparas o ponlas a cargar si es el caso.
  • Pon a cero la computadora de la bici de una vez.
  • Coloca tu ropa de ciclista a mano y lista para ponértela, verifica todo lo que vas a llevar puesto, además así no harás ruido revolviendo cajones en la madrugada.
  • Pon en un lugar accesible, todos los accesorios y aditamentos que llevarás contigo, como gafas, cámara de refacción, parches, bomba de aire (si la llevas en la bolsa del maillot), geles, barras, identificación.
  • Verifica que tu celular esté cargado.
  • Extra: si se trata de una carrera coloca de una vez los números en el maillot y la bicicleta, nunca esperes a la mañana del evento.

Rodar en grupo:

Cuando ruedes en grupo debes tener conciencia de que eres responsable de tu seguridad y la de los demás, evita conductas que provoquen accidentes.

¿Has visto una formación de aves o un cardúmen de peces? ¿Notaste cómo se mueven acompasados? Rodar en el pelotón ciclista es poco más o menos así, hay que sincronizarse con los demás —aún en las carreras, los corredores en pelotones se sincronizan entre sí, a menos que vayan a una fuga, o un esprint que ya es otra historia.

Nunca, nunca, nunca, sujetes el manubrio en la parte superior lejos de las manetas de freno, tampoco uses la aerobarra si tu bicicleta está equipada con una, esta conducta es sumamente riesgosa, pues rodando en pelotón es necesario tener buena capacidad de maniobra y ser poder frenar sin dilación.

No debes solapar tu rueda con la del ciclista de adelante, eso provocará una caída si se tocan, y por lo general cae el que alcanza (se llama el afilador).

Rueda en línea recta, no hagas giros repentinos ni zig zags. A menos que haya un bache, claro, pero antes avisa a los de atrás.

No frenes abruptamente simula el ABS de un coche para evitar alcances.

Escucha y atiende las indicaciones del grupo y las señales de baches y otros riesgos en el camino, pásalas a los de atrás.

Si no eres experto, guarda al menos la distancia de una rueda o dos con el ciclista de adelante.

Cuando circulas detrás de un grupo de ciclistas trabajarás hasta un 30% menos en el plano, pero si te colocas al frente toca trabajar. Al pasar al frente no aceleres bruscamente, mantén el paso para evitar romper el grupo.

Procura no quedarte descolgado, si el grupo se va,  intenta cerrar el hueco. Si te quedas, busca un ritmo que te permita alcanzarlos. Si no puedes, a tu paso. Si no puedes, será el momento de parar.

Normalmente los pelotones de ciclistas tienen un comportamiento elástico en las curvas, sobre todo en las cerradas y tienden a romperse, porque los ciclistas de atrás son más lentos para arrancar, si en ese momento estás en la parte de atrás tienes que pararte en los pedales y arrancar con fuerza para no quedarte descolgado.

Coches escolta

Si llevas un coche de escolta, dale al chofer las siguientes instrucciones:

  • El coche debe ir atrás del pelotón, no pegado a ti.
  • No debe interferir con el recorrido de otros ciclistas ni estorbarlos.
  • Si vas a dejar atrás por mucha distancia a ciclistas que se rezaguen, el coche escolta debe esperar a que haya suficiente espacio para acomodarse detrás tuyo.
  • Se debe dar un espacio de 1.50m al rebasar a los ciclistas.
  • Nunca se debe detener un coche de forma tal que interfiera con el recorrido de los ciclistas.
  • El conductor del coche escolta debe comportarse como parte del grupo y procurar proteger a otros ciclistas.

La subida:

Lleva muchas ganas y entiende que una subida te va a hacer sufrir, ese es el momento supremo del ciclismo cuando el espíritu se manifiesta y tu cuerpo da lo mejor de si, cuando regresas a casa y eres otro.

No hay como la satisfacción de terminar un largo ascenso

La mejor postura para subir es sentándote hacia atrás del sillín, así alargas tus piernas y proteges tus rodillas, periódicamente haz un cambio de velocidades dos pasos hacia arriba (más desarrollo o para que se entienda más duro), párate en los pedales al menos 10 segundos para dar alivio a tus músculos y mantener la aceleración.

Hacer una bailarina de vez en cuando mientras subes es una buena táctica

Establece tu paso y ritmo. Usa desarrollos acordes en la subida (plato de multiplicación chico y piñón grande). Es mejor subir con revoluciones o una pedaleada ágil que haciendo fuerza para evitar la fatiga metabólica muscular.

Respira con ritmo y nunca dejes de respirar, no jadees. Inhala sacando la panza y exhala apretándola.

Esfuérzate con las piernas y mantén el tronco y los brazos relajados para no desperdiciar energía.

No pienses en la meta, antes del día del evento, revisa el mapa de ruta en Google Maps y establece pequeñas metas o hitos, míralos por Google Street View para que los reconozcas. Es mejor sicológicamente partir la subida en trozos.

Mantente relajado.

La bajada:

Es la parte peligrosa, si traes bici de ruta, lo mejor es agarrarse en la parte baja del manubrio, pues hay mejor sujeción de freno y sobre todo en las curvas, tu centro de gravedad baja.

Mira hacia donde vas, para reconocer los obstáculos y sobre todo en las curvas para trazarlas bien, tu visión debe estar en la salida de la curva, no mires inmediatamente al frente de la bici o a corta distancia.

Una buena técnica de descenso es fundamental, así lo hacen los profesionales.

Debes dejar una distancia de al menos una bicicleta y media de largo con el ciclista de adelante, es sumamente riesgoso ir pegados en un descenso.

En los paseos recuerda que no eres ciclista profesional, no vale la pena correr en los descensos.

Frena con inteligencia, es importante el control, si das un amarrón podrías volcar la bici. Si tienes que hacerlo por una emergencia echa todo el cuerpo hacia atrás de la bici para compensar.

No frenes con fuerza dentro de las curvas, lo correcto es frenar antes de comenzar a trazar la curva, pero si necesitas disminuir la velocidad, aplica presión al freno con mucha, mucha suavidad.