Muchos clientes nuevos nos preguntan en qué consiste el servicio completo en nuestro taller de bicicletas, así que aquí reseñaremos todos los procedimientos que se incluyen. Normalmente ves una lista de precios con o sin tareas  o te dicen “desensamble, lubricación y reensamble” y no te enteras qué es exactamente el servicio completo, así que vale la pena la lectura de este artículo.

Antes de ir a los detalles hablaré de la necesidad y la razón de ser del servicio. Las partes móviles de cualquier máquina están sujetas a desgaste, y por lo tanto las de las bicicletas también, y este desgaste se minimiza con lubricación, aunque los lubricantes sufren un deterioro con el tiempo, con lo que dejan de ser efectivos para proteger las partes mecánicas, este deterioro también incide en la eficiencia y la calidad del rodado. Normalmente debes lavar tu bicicleta, limpiar a profundidad la transmisión y lubricar la cadena, verificar frenos y el nivelado de las ruedas, pero periódicamente la debes llevar al taller a un servicio más profundo.

Fundamento

Las bicicletas tienen ejes que funcionan con rodamientos o baleros y éstos cuando no están bien lubricados o el lubricante está sucio, comienzan a autodestruirse, ya sea por fricción o porque la suciedad actúa como esmeril. Las bicicletas están expuestas a la humedad que limpia la grasa de los rodamientos, por efecto de la lluvia y charcos o cuando se lava la bicicleta. Con el tiempo el metal que se va desgastando o la suciedad que ingresa a los rodamientos se mezcla con la grasa haciendo que ésta actúe esmerilando los componentes. Además, todo rodamiento tiene una vida útil limitada, más cuando recibe golpes.

En el caso específico de los baleros sellados, éstos están diseñados para funcionar a miles de revoluciones por minuto, es decir son muy resistentes, pero en el caso del eje de centro de la bicicleta, aunque se pedalea entre 80 y 100 r.p.m. hay un esfuerzo lateral para el que los rodamientos no están diseñados y  ello los deteriora con el tiempo.

Así que hay que hacer un servicio periódico a las bicicletas para mantener los rodamientos de sus ejes limpios y lubricados con el fin de que funcionen mejor y sobre todo, prevenir el deterioro temprano. Una de las tareas del servicio es revisar los componentes para diagnosticar si es necesario reemplazarlos.

Tareas del servicio

En el servicio completo de bicicletas éstas se desensamblan en su totalidad y se deja el cuadro desnudo, el cual se lava poniendo énfasis en las pistas de rodado o en las inserciones de los rodamientos que se desengrasan y se limpian de óxido y adherencias.

Lavado del cuadro y desengrasado de componentes

Eje de centro

Hay una gran variedad de sistemas o estándares, sobre todo muchos de aparición reciente como el BB30 y derivados, los diferentes sistemas Press-Fit de los cuadros de fibra de carbono, que se suman a los tradicionales de eje cuadrado, de cartucho, el Hollowtech II de Shimano, el GXP de SRAM y el Ultratorque de Campagnolo, cada uno requiere herramientas y procedimientos específicos para su desmontaje, mantenimiento y montaje.

Hay muchos sistemas de eje de centro, desde los antigüos con eje cuadrado con conos y  balines, hasta los modernos con balero sellado y press-fit.

Este componente requiere especialmente el servicio periódico para mantener los rodamientos en buen estado, y éstos deben reemplazarse de tiempo en tiempo, debido al esfuerzo que se hace y la exposición al agua que se tiene por encontrarse en la parte baja del cuadro.

Los rodamientos deben limpiarse y lubricarse con grasa de buena calidad acorde al tipo de rodamiento.

Tazas de dirección

Este eje es muy importante pues en él va nuestra seguridad,  mantenerlo lubricado asegura su buen funcionamiento y puede mitigar el efecto de bamboleo a alta velocidad, el cual hay que decir, se presenta mayormente por un diseño deficiente de la bicicleta, pero que eventualmente puede presentarse por causa de rodamientos flojos que no tuvieron engrasado.

Mazas de dirección con sus rodamientos, expansor de la pipa y sellos

Particularmente en las bicicletas de montaña, aunque haya suspensión, este eje sufre un constante golpeo, lo que obliga a revisar los rodamientos periódicamente para verificar si deben reemplazarse.

Además, y muy importante, al desmontar el eje de dirección se verifica la pipa de la tijera y la corona para revisar que no haya fisuras.

Mazas y body del casete

En el servicio se desmontan, limpian y lubrican las pistas, ejes y rodamientos de las ruedas para que trabajen con eficiencia y prevenir tanto el desgaste como la oxidación de los ejes que en su mayoría son de acero.

Maza trasera con el body desensamblado (en rojo)

También se desensambla, se limpia y lubrica el body del casete que contiene la matraca. Esto permite que trabaje mejor dando libertad a la rueda y logrando que se desgaste menos.

Lubricación o reemplazo de chicotes

Dentro de los forros de los chicotes hay fricción y con el tiempo esta aumenta debido al óxido y la suciedad, haciendo que el frenado y los cambios de velocidad sean menos eficientes. Muchas veces los cambios no funcionan correctamente o no son veloces y esto se debe a la fricción de los chicotes.

Así que en el servicio éstos se extraen de sus forros y se lubrican, cuando es necesario se notifica al cliente para reemplazar tanto chicotes como forros.

Nivelado de ruedas

Dependiendo del uso y la calidad de las ruedas, éstas se desnivelan perdiendo la perfección de su curva y el giro centrado del rin. Así que en el servicio se verifican y nivelan cuando hace falta. Aunque hay ocasiones en que se llega a recomendar el reemplazo de rayos o inclusive de rin por no ser posible el nivelado.

También dependiendo de si se trata de ruedas con o sin cámara, se verifican las corbatas de los rines por si hay necesidad de cambiarlas o la cantidad y condición del líquido sellador según sea el caso.

Nivelado de ruedas

Revisión y lubricación de cadena

La cadena debe revisarse periódicamente para verificar su desgaste, de hecho este desgaste consiste en su elongación, los bujes se van desgastando con el tiempo los eslabones se aflojan y la cadena se va alargando, esto incide primero en el deterioro de la eficiencia de los cambios y el desgaste de piñones y platos debido a que una cadena alargada o elongada no se asienta bien en los dientes. También el desgaste de los bujes la hace más susceptible a romperse,

El desgaste o elongación de la cadena se verifica con una regla especial.

Esto se previene con la constante lubricación con aceite para cadena adecuado para la estación del año, sin embargo, a pesar de ello, la cadena se debe cambiar cada 2000 a 2500 kilómetros de recorrido, según el estilo de rodar de cada ciclista.  Así que en el servicio general se revisa el estado de la cadena y de ser necesario se recomienda su reemplazo. Consulta este artículo sobre el tema.

En el servicio completo se lubrica la cadena después de limpiarla.

Ajuste de cambios

Los cambios pueden desajustarse con el tiempo por diversas causas, pero al hacer el servicio completo y ensamblar de nuevo la bici se ajustan para que queden bien afinados, una vez que se lubricaron o cambiaron los chicotes. También pudo haber un cambio de cadena. Así que los cambios se afinan en el servicio.

Los desviadores deben estar bien afinados para que los cambios funcionen con eficiencia y muy importante, para evitar desgaste y daños en los ccomponentes

Algo poco conocido que pude incidir en el mal funcionamiento del cambio trasero, es que la pata del desviador no esté derecha, así que, una vez nivelada la rueda, en el servicio se verifica con una herramienta especial la pata del desviador y de ser necesario se rectifica.

Para verificar y rectificar la pata del desviador trasero se utiliza una llave especial. La pata puede desnivelarse ocasionalmente con un golpe.

Los desviadores se lubrican para prevenir el desgaste sus partes móviles, bujes y resortes, y también mitigar la oxidación.

Ajuste de frenos

En el caso de los frenos mecánicos, con los chicotes ya sea nuevos o lubricados y reinstalados, los frenos se ponen a punto y se verifica el desgaste de las zapatas de freno o las balatas según sea el caso y se recomienda su reemplazo de ser requerido. También se verifica que los discos estén nivelados y que los calipers estén bien ajustados. En el caso de los frenos hidráulicos se revisan las balatas, el purgado o cambio de líquido es sujeto de un servicio aparte.

Detallado final

Se ponen a presión correcta las llantas, y se revisa el desgaste. también se revisa el ensamble general y el ajuste de los componentes, dejando la bici lista para la entrega y que te permita rodar con ella brindándote una mejor experiencia durante mucho tiempo.

Servicios especiales

Hay servicios especiales que no se incluyen en el servicio general, por tener su propio ciclo de mantenimiento o por requerir componentes de reemplazo e insumos específicos que tienen un costo. Puedes solicitarlos como parte del servicio general con un costo adicional. Estos son:

  • Purgado de frenos hidráulicos.
  • Cambio de líquido de frenos.
  • Mantenimiento de suspensión delantera.
  • Mantenimiento de suspensión trasera.
  • Mantenimiento de poste de asiento telescópico hidráulico o neumático.
  • Cambio de sellador tubeless.

Lectura adicional sobre servicio y mantenimiento

Una reflexión sobre “Descripción del servicio completo

  1. Excelente página, muy buena información.
    Muchas felicidades Gustavo.

Los comentarios están cerrados.